sábado, 10 de junio de 2017

Poema: Desde la matriz



En mi pequeña oquedad
Mi humilde guarida
Me pregunto que será
Sentir el aire, el despertar
Y casi no puedo esperar
A descubrir todo, incluso
El miedo y la malicia.

Como una pequeña nuez
O arcilla caliente
En el horno de la piel
Casi siendo y hacia el seré
Casi diciendo ¡Viviré!
Sin nombre, ¿O quizás ya tenga?
Sin mácula en mi expediente.

Algunos me llamaran criatura
Otros, hijo, otros ¡Error!
Yo, que crezco sin premura
Como fruta que madura
Ante la vida futura
Y ante la incógnita inocente
Que la genética me dio.

No llevo malas artes
Ni mentiras ni ardides
En mis manos no hay más sangre
Que la del vientre de mi madre
Nazco para el orden y el desastre
Para el bien y el mal
Nazco, y que Dios me guie.

MiguelÁngelSánchez©2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario